Un ordenador no es un martillo

Foto de Jeremy Banks

Una de las cosas que te enseñan en Ingeniería Informática, aunque suene a chiste, es que los ordenadores tienen limitaciones. Un ordenador, por mucho que avance la tecnología, no podrá calcular según qué cosas como, por ejemplo, si un programa va a terminar o no antes de ejecutarse.

Aún así, hay gente que cree que los ordenadores son la panacea. ¿Que tenemos problemas de organización? Pongamos un ordenador. ¿La gente no realiza su trabajo? Pongámosles un ordenador. Los ordenadores pulen, limpian y dan esplendor. Un ordenador soluciona todos los problemas. Con un ordenador todo funciona a la perfección… Suena a película de Hollywood 🙂

Pues lamento comunicar que un ordenador no es ninguna solución: es un herramienta. Lo malo de las herramientas es que hay que aprender a usarlas y no siempre los jefes están dispuestos a realizar esta inversión (el tiempo humano es un recurso escaso) y, además, sólo sirve para lo que fue diseñado el programa. Ya dicen que un programa no hace lo que quieres que haga, sino lo que le dices que haga…

Un ordenador nos será útil para la gestión de datos o la automatización de tareas, pero nunca será capaz de otorgar sentido común o conciencia de su profesión a la persona que lo utilice.

Pues eso: que un ordenador no es un martillo y no todos los problemas son “clavos”

Anuncios

¿Tienes algo que decir?¡Anímate!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s