Síndrome del nido

Mini-apunte (o bobo-apunte que dicen algunos).

Dicen que el síndrome del nido es lo que les sucede a las embarazadas unos días antes de dar a luz: se ponen a limpiar la casa, ordenan y lo dejan todo preparado para la llegada del bebé.

Pues no sé si es la primavera o que el embarazado soy yo, pero acabo de ordenar el despacho a base de bien y despachando temas uno detrás de otro para no dejar nada pendiente.

P.D: las predicción es que para el 15 parimos. Y la persona que la ha realizado acertó con Ángel… veremos.

Anuncios

10 comentarios en “Síndrome del nido

  1. Estamos todos esperando noticias, por favor en cuanto puedas nos avisas.eh¡¡

    Supongo que en este segundo sois padres con experiencia y la vivencia será diferente.Os deseo lo mejor. Cuidar mucho a Angel, la vida a partir de ahora nunca será igual para él 😉

    Un abrazo

    Me gusta

    • Y tanto que ha sido diferente! El primer embarazo nos parecía que no acababa nunca de ganas que teníamos de verle la cara al peque… con este segundo embarazo, sin darnos cuenta, ya estamos en la recta final… Es lo que tiene tener a un pequeño terremoto en casa.

      Me gusta

  2. Dani, mi enhorabuena anticipada por su renovada paternidad (aunque eso implique más movimientos sismicos en su casa…).

    Amigo Pez, permítame la maldad (de buen rollo): sabiamente no se le ha dejado ver a la madre porque en estos casos se intenta no someter a la mujer en cuestión a experiencias que sean excesivamente traumáticas. Ya sabe, para que no se produzcan malformaciones en el feto y tal.

    Me gusta

  3. @Pez Martillo

    Si todo va bien, lo remediaremos

    @Horrach

    Sin que sirva de precedente, voy a romper una lanza a favor de nuestro amigo Pez y decir que en el embarazo anterior, la madre le vio en varias ocasiones y nuestro hijo no tuvo ninguna malformación (si exceptuamos al mini-gemelo maligno que tenemos guardado en la despensa y que alimentamos dándole churrucos de pan con nocilla atados a un palo).

    Me gusta

  4. A ver si llego a tiempo de verle el bombo a su señora.

    En efecto, su primer criaturo salió sano y entero. Que yo sea raro y esté tarado ni quiere decir que sea radiactivo. Lo que ocurre es que, por H o por B, aunque he visto al padre, con la madre no he coincidido (aunque, ahora que lo pienso, en el cumpleaños de Ángel ella ya estaba embarazada, o sea, que sí la he visto en su segundo estado de gestación).

    Y sobre miniángel, ya decía yo que se oían ruidos raros en su casa (la próxima vez no le daré la culpa a mis gases).

    Me gusta

  5. @ Pez Martillo

    ¿Tarado? Su única tara puede ser la genialidad que destilan sus poros (nótese el sutil tono empleado).

    Ojalá hubiese muchos más tarados como usted, amigo Pez.

    Me gusta

  6. No me he explicado bien: me refería a que la madre podría sufrir algún problema al ver a nuestro Adonis Pez por eso que contó usted en una ocasión, señor Miró, lo de ciertos sueños que tuvo su parienta, ¿recuerda?

    Me gusta

¿Tienes algo que decir?¡Anímate!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s