El principio del principio

“El mar y la mujer, todo es mudanza”

Tirso de Molina

Ya ha empezado. Hoy, día 25 de Octubre de 2010, ha empezado de forma oficial el traslado al nuevo hospital. Se dejan atrás recuerdos y anécdotas y se da paso al temor y la incertidumbre… ¡y yo que me alegro, oiga!

Hacia delante

No es que me alegre que cierren el hospital. Ni me entristece. Para mí sólo es un espacio. Soy de los que piensan que el verdadero hospital lo formamos los trabajadores. Y no nos quedamos atras. ¡Al contrario! Seguimos hacia delante. Avanzamos. Progresamos.

Algo pequeñito

El Hospital Son Dureta ha realizado su función durante más de 50 años, pero ¿cuántos de esos años han sido verdadero avance? Hemos de recordar que, a día de hoy, el hospital nos viene pequeño… en algunos casos, diminuto. Hoy mismo iba por el pasillo principal y habría unas 50 personas en la puerta de accesso a Urgencias para ver a sus familiares. De pie. Formando un atasco maravilloso. Y todavía nos consideramos hospital de referencia.

Renovarse o morir

Por eso creo que necesitamos cambiar de hospital. Más que eso: ¡nos lo merecemos! No puede ser que cuando cae un chaparrón, la zona del sótano del hospital se inunde. No puede ser que los familiares de los pacientes no tengan ni un rinconcito para esperar. No puede ser que siempre estemos faltos de aulas y recursos para la formación. No puede ser que todavía tengamos habitaciones con 3 y 4 camas, hacinando a los pacientes y haciendo más difícil su recuperación. No puede ser que sigamos con camas que funcionan a manivela. No puede ser que sigamos teniendo platos de ducha que son casi una trampa mortal (y sin el casi). No puede ser… pero es. Y no debería ser así si queremos que el título de “hospital de referencia” no sea sólo un título más.

Tierra de oportunidades

Es por eso que me alegro de irme a un nuevo hospital. Porque sé que el verdadero hospital se lo merece y lo necesita. Lo necesita para crecer todavía más, mucho más. Pero hay que ir con cuidado, porque tampoco irse a otro hospital es la panacea para todos los males. Arregla bastantes de los que tenemos ahora, pero aparecerán de nuevos. Y nos llevaremos algunos encima, porque seguiremos teniendo rencillas, sentimientos enquistados y malos rollos. Cosas de la humanidad.

Pero soy optimista. He visto lo que el hospital es capaz de hacer. He visto cómo puede crecer. Lo he visto y lo he vivido. En estos meses vamos a ir asentando los cimientos del que será para muchos su Hospital.

P.D: aquí falta un vídeo de un amanecer en Son Espases 😉

Anuncios

¿Tienes algo que decir?¡Anímate!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s