Too complex

“My mommy used to always say that cross-class learning was the key to a rich and fulfilling life.”

Elan (Order of the stick)

Dicen que el saber no ocupa lugar… ¡Ja! Igual no ocupa espacio (otro ¡Ja!), pero ocupa tiempo… mucho… y no tengo.

Why so serious?

Cuando me metí en el mundo de la Enfermería, lo hice por un motivo: desinformación. Nadie me había dicho en el verdadero berenjenal en el que me metía. El típico “no sabes dónde te metes” era, a mis 18 años, una definición de mi persona. Pero de desfacer ese entuerto se encargaron bien el primer día de clase. Yo, que iba tan feliz e ignorante, convirtieron mis ilusiones en un futuro incierto.

A pesar de todo me dije “From lost, to the river”, “Lil hairs to the sea” y “Hands to the work” y me embarqué en las procelosas aguas del saber enfermero. Igual tendría que haberme llevado un salvavidas…

And now… for something entirely different

Poco me imaginaba yo que acabaría donde estoy ahora: híbrido enfermero-informático metido de lleno en el proceso de informatización del hosptial, habiendo dado vueltas por servicios que poca gente se imagina pueda estar un enfermero.

Y poco me imaginaba yo que, llegados a este punto, mi formación profesional a corto-medio plazo está enfocada a sacarme un certificado C1 en inglés e intentar doctorarme en “Sociedad de la información y gestión del conocimiento”. Y a largo plazo, acabar de una vez la IT en Informática de sistemas… Cómo? Que ahora es un grado??? Miiiii…….ércoles.

Lesson 1… listen and repeat

La lección de todo esto? Aparte de que el día tendría que tener unas 36 horas para cumplir con todos mis roles de manera satisfactoria, cosa que le sucede al 99,9% de la población, está el hecho de que nunca se sabe de dónde pueden caerte las oportunidades. Así pues, queda claro que cuanto más amplios sean tus conocimientos y experiencias, más oportunidades te llegan.

(Al final, el saber sí que ocupa lugar)